viernes, 17 de julio de 2009

La persona más poderosa del mundo

Recuerdo que en una ocasión hablando con un amigo de la facultad, surgió el tema de cómo los videojuegos pueden contar historias. El papel del jugador como un narrador de lo que pasa en la pantalla y de todas las decisiones de las que es parte.
El siguiente video habla del papel que tiene el jugador, todas las experiencias y los poderes que se le confieren, al menos en un mundo virtual; este video habla de la persona más poderosa del mundo.
video

Si, otro blog de videojuegos


Cómo ignorar a una industria que se ha colocado como pieza importante en la economía del país más poderoso del mundo. Cómo pasar por alto uno de los entretenimientos más polémicos de los últimos años, "eterno responsable de las conductas violentas en los menores de edad". Cómo no ver a un potencial medio de información, convertido cada vez más en una radiografía social, que ha optado por desarrollar un lenguaje cinematográfico, pero que se distingue por una de sus fortalezas más grandes: la interacción.


Un total de cinco décadas han transcurrido desde que William Higinbotham, revelara al mundo el primer videojuego interactivo de la historia: Tennis for Two. No había gráficas, sólo unas cuantas líneas en el monitor moviendose de un lado a otro, simulando ser un juego de Tenis. La interacción se limitaba a un par de perillas, de ahí nació todo.


Muchas consolas se han creado desde ese año de 1958. Las gráficas se han transformado de una forma impresionante. La interacción ha evolucionado a tal grado de no sólo jugar con el control en tus manos, sino haciendo uso de todo tu cuerpo.


Dinero, polémica, tecnología e información, todo esos elementos conforman el contexto de los videojuegos en la sociedades; sin embargo, lo más importante sigue siendo la diversión, el entretenimiento, la convivencia y el hecho de que cada juego es una historia; historias que merecen ser contadas, pero que sobre todo, merecen ser jugadas.